jueves, 22 de diciembre de 2016


4
Eres una extensión vibratoria de lo No-Físico.

Aunque te conozcas en este cuerpo físico, si eres como la mayoría de nuestros amigos físicos, no te conoces realmente como te conocemos nosotros. 
Ves tu naturaleza física: la carne, la sangre y los huesos, por así decirlo. 
Sin duda, reconocemos que también eres todo eso, pero además de la manifestación física que conoces como tu cuerpo, sabemos que eres Conciencia, Vibración, y una extensión de la Corriente de Energía que procede de la Fuente.
Eres mucha más Vibración y Energía que el Ser físico que reconoces como tú.
Sólo cuando te entiendes como Ser Vibratorio puedes reconocer el continuo de Energía Vibratoria que en realidad eres.
Sólo en el reconocimiento consciente de ese continuo puedes realizar la verdadera razón de tu existencia aquí en este cuerpo, o disfrutar realmente de ese proceso.
Con frecuencia la gente se desorienta cuando intenta verse como Vibración, o Energía, porque está acostumbrada a observar sólo las manifestaciones físicas de esas vibraciones.
En tu observación del mundo y de todas sus características físicas, es muy fácil involucrarse tanto en los resultados de las vibraciones... que pasas por alto las vibraciones responsables de esos resultados.

El Fascinante Poder de la Intención Deliberada.
Vivir el Arte de PERMITIR.
Abraham.